LA PRIMAVERA Y EL HÍGADO

By: | Tags: | Comments: 0 | mayo 28th, 2019

¿Quién no ha escuchado nunca? «La primavera la sangre altera». Seguro que más de uno es llegar la primavera y sentirse más cansado de lo habitual o con un estado de ánimo más alterado. Estas situaciones son frecuentes pero se pueden mejorar.
La medicina tradicional china relaciona las diferentes estaciones del año con órganos de nuestro cuerpo. Así la primavera está conectada con el hígado y la vesícula biliar (elemento madera) siendo este período del año uno de los de mayor funcionamiento por parte de estos órganos sumado a la gran cantidad de trabajo que realiza el hígado por el ritmo de vida actual que llevamos.
El hígado es un órgano muy importante y que realiza una gran cantidad de procesos indispensables para nuestro organismo de ahí la necesidad de que se encuentre en las mejores condiciones y tenga los elementos necesarios para llevar a cabo esos procesos.
Un hígado sobrecargado provoca múltiples signos y síntomas en la persona que se ven aumentados en la época primaveral:

-Cefaleas -Cansancio matutino
-Acidez -Insomnio
-Digestiones lentas -Mal aliento
-Vértigos -Sudoración excesiva
-Estreñimiento -Piel grasa
-Sinusitis/Rinitis -Caída de pelo y uñas
-Pesadez de hombros -Conjuntivitis

Los cuáles afectan a la calidad de vida de las personas, llegando a provocar alteraciones del estado anímico y de carácter (enfado, irritabilidad ,crispación …)
Nosotros mismos podemos evitar y/o minimizar su aparición realizando una serie de ajustes en varios ámbitos de nuestra vida diaria:

-Reducir el consumo de lácteos, carnes rojas, azúcares, fritos, alimentos procesados, alcohol, bebidas industriales, naranja, café, chocolate.
-Suplementación con productos naturales que ayuden a reducir las carencias que se presenten en vitaminas, minerales, ácidos grasos, etc.
-Realizar actividad física diaria (a ser posible al aire libre).
-Gestionar las situaciones de estrés y emocionales que se presenten dado su gran influencia en el hígado.
-Acudir a tratamiento de fisioterapia y/o osteopatía para ajustar el organismo tratando de descongestionar dicho hígado, movilizar, liberar las cadenas musculares, miofasciales y organizar la estructura para adaptarse mejor a la nueva situación.
-Acudir al fisioterapeuta/osteópata para tratamiento del hígado y de las estructuras corporales relacionadas con él; las cuales se ven alteradas, adaptándose compensaciones que repercuten en el adecuado funcionamiento del organismo, siendo el motivo de la aparición de los signos y síntomas iniciales o secundarios.
-El fisioterapeuta dispone de diferentes técnicas manipulativas que ayudan a mejorar la movilidad del hígado, su circulación, así como, su relación con los demás órganos y estructuras corporales, dado que una adecuada movilidad y función del hígado ayudan a minimizar la aparación de los síntomas mencionados al principio del artículo

Leave a Reply